Yoga en Pareja

Practicar yoga en pareja puede resultar una experiencia muy positiva para la relación con esa persona, ya que el "trabajo en equipo" pueden aumentar la afinidad, el compañerismo, la amistad, la comunicación (verbal y no verbal), el respeto y por supuesto también el amor.

Estableciendo a la vez, nuevas formas de evolucionar, tanto a nivel individual, como dentro de la propia relación, los dos saldréis beneficiados de compartir ese espacio/momento juntos, fuera de las rutinas diarias, con el fin último de buscar entre ambos la unión en todos los niveles (físico, mental, espiritual).

Las clases/talleres están programadas de forma tal que no se necesita tener experiencia previa en Yoga, se recomienda ropa cómoda de algodón (la lycra resbala) y asistir descalzos, es importante retirarse todos los abalorios como anillos, pulseras, collares, pendientes, etc. y tener el pelo recogido para que no moleste en las asanas (posturas).

Esta no es una clase de Acroyoga, que se centra básicamente en las posturas, Yoga en Pareja es una invitación a experimentar entre ambos, todos los beneficios que el Yoga puede ofrecernos, trabajando de forma conjunta la respiración, el equilibrio, la fuerza, la flexibilidad y por supuesto la relajación.

Plazas limitadas solo para un máximo de 8 parejas.