Consejos para bailar una coreografía

01.09.2017

Es muy importante que tengas un método para preparar tus coreografías ( en este artículo no hablo del proceso de creación coreográfica) y puedas exponer tu baile de forma adecuada.

Primero debes entender que el proceso que nos lleva a incorporar una coreografía completa consta de varias partes:

1º Parte: Asimilación de la misma; requiere que la vayas trabajando por parte, para que desarrolles tu memoria coreográfica de forma consciente, esto requerirá horas y horas de práctica, y en este punto será esencial que trabajes la técnica que tienes. Entendiendo cada paso, cada enlace.

2º Parte: Identificación de los puntos críticos, son aquellos en los cuales muchas veces nos parece un desafía sacarlos bailando, pueden ser pasos, pueden ser enlaces, para superarlos te aconsejo trabajarlo de forma aislada a la coreografía en su conjunto, y repetirlos una y otra vez, es de gran utilizadas por ejemplo, utilizar una palabra clave que te ayude a recordar lo que viene, por ejemplo "derecha", "arriba" etc.

3º Parte: Distribución en el espacio: Si sabes donde vas a bailarla, debes distribuir tu coreografía en ese espacio, intentando utilizar el espacio con el que contarás, en este punto deberás tener asimilada de forma muy clara las lateralidades que utilizas en una coreografía plana, para que cuando cambies las direcciones, no se sea complicado enlazar los pasos.

4º Parte: Repetición e identificación e los errores: En este punto, te aconsejo que te grabes y mires tu trabajo con ojos críticos, por que si tienes que cambiar algo, ya sea en dirección, posiciones de brazos o trayectorias, etc, es el momento de hacerlo antes de pasar a la siguiente parte.

5º Parte: Repetición Consciente: En este punto debes repetir la coreografía una y otra vez, algunas veces con música y sobre todo sin ella, hacerla de forma lenta para analizar y corregir tus pequeños errores que identificaste en la parte 4.

6º Parte: Repetición fluida: Aquí te dedicarás a repetir una y otra vez la coreografía entera con la música correspondiente, sentirás que a medida que repitas esto la coreografía la dejarás de "pensar" y pasarás a "sentirla", a partir de este momento podríamos decir que la coreografía forma parte de tí, y comenzarás a sentirla desde dentro, sacando tu expresión natural, sintiendote a la vez más segura y preparada a la hora de bailarla.

Recuerda que estarás lista para bailar una coreografía entera solo cuando la tengas incorporada de forma inconsciente y eso solo se logra a través de la repetición, si llegas a este parte del proceso tu coreografía tendrá un carácter propio y tu sello personal, porque tu expresión saldrá desde dentro y no de forma forzada o meramente técnica.

7º Parte: Visualización: te aconsejo este ejercicio que yo utilizo mucho cuando me preparo para bailar en público y es una forma también de incorporar una coreografía. Busca un lugar tranquilo y ponte los auriculares, cierra los ojos y escuchando la música, visualízate mentalmente desde tí misma (en primera persona) bailando la coreografía, si eres capaz de acabarla sin bloqueos y aún mas, en la medida que repitas esto imaginando dónde y para quien la bailarás, te aseguro que ya estás preparada para disfrutar de la hermosa experiencia que es bailar.

Aisha